No debemos olvidar que el 75 % de las decisiones cotidianas están influenciadas por lo que olemos, incluso de manera instintiva, sin darnos cuenta.